Desde el 2018 la Oficina de Turismo Municipal de A Guarda forma parte de la Red de Oficinas Info Rías Baixas de la Deputación de Pontevedra y una de las mejoras fue la ampliación del horario de atención gracias a la financiación de sus informadores turísticos.

Este año se adelantó el horario de verano al mes de mayo para ofrecer un mejor servicio. Esto vino motivado por las previsiones que indicaban una fuerte recuperación de los peregrinos internacionales al ser Año Santo y porque el Camiño Portugués da Costa tiene un marcado perfil extranjero gracias al aeropuerto de la ciudad portuguesa de Porto y al tranquilo y hermoso camiño.

En los meses de verano, de junio a septiembre, se atendieron a 6.332 visitantes y peregrinos. En cuanto al perfil de la persona que acude a nuestra oficina y principalmente, nacional durante el verán, siendo madrileños y castellano leoneses las principales comunidades emisoras de turistas, sobre todo, familias con niños. Ya comenzado septiembre el perfil cambia a parejas y, sobre todo, hubo un notable incremento de peregrinos que realizan el camino en grupo.

Las consultas más habituales de los visitantes son qué visitar en la villa y en los alrededores y la programación de eventos y fiestas. La Fiesta de la Langosta en julio dio comienzo a una intensa programación de verano que se vio reflejada en la afluencia de visitantes y en la satisfacción del sector del comercio y hostelería.

Gran interés tuvieron las, ya habituales, visitas guiadas al Castro Santa Trega pero que tienen una excelente aceptación. Los visitantes agradecen poder conocer la importancia arqueológica del Castro de Santa Trega además de gozar de las vistas panorámicas que el monte ofrece y que siempre quedan en el recuerdo de los visitantes. Este verano se ofertó la visita guiada al Castro de Santa Trega comenzando en la Casa Forestal, continuando por el Barrio de Mergelina y terminando en el área excavada por el arqueólogo Calvo junto a las viviendas reconstruidas. La oferta de visitas se simplificó pero se ampliaron los días de las visitas, realizándose 6 días de martes a domingo en julio y agosto, y en temporada baja junio y septiembre los fines de semana. Esta amplia oferta de visitas guiadas permitió que más 2.786 personas conociesen mejor el castro gracias a las explicaciones del guía.

Otra actividad que tuvo mucho interés entre vecinos y visitantes fueron las salidas de navegación del Volanteiro Piueiro y que puso en marcha la asociación con la colaboración del ayuntamiento. En las salidas organizadas en los meses de julio y agosto fueron más de 600 personas que pudieron conocer una embarcación tradicional recuperada por los marineros de nuestra villa y que dan a conocer el patrimonio y la esencia marinera.

Por último, indicar que la Red de Museos de A Guarda mantuvo su horario acostumbrado en los meses de julio y agosto, con más de 48.000 personas registradas en el acceso al Monte Santa Trega y con más de 800 personas en el Museo do Mar.

A partir del 1 de octubre la Oficina de Turismo muda a su horario de otoño y estará abierta de lunes a sábado de 10:00 a 14:00 e de 16:30 a 18:30h.

La oficina de turismo situada en el puerto guardes atendió durante el pasado mes de julio a más de 1.570 turistas dentro de su horario de atención al público (de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 19.30 horas durante toda la semana). Así, según los datos registrados por la propia oficina, los visitantes incrementaron su número en más de un 23% en relación con los datos obtenidos el pasado año durante el mismo periodo, cuando fueron cerca de 1.200 las personas atendidas.

Este servicio de información turística se complementa con el ofrecido durante todo el año por la oficina de turismo situada en el Ayuntamiento de A Guarda, donde se reciben una media de 30 personas al día, siendo su horario de apertura de 9.00 a 14.00 horas de lunes a viernes. Estas cifras confirman la tendencia ascendente de las visitas turísticas a nuestro pueblo, ya que suponen un espectacular aumento del 60% con respecto a los datos obtenidos durante el mes de julio de 2015, cuando no llegaban a 1.000 las personas atendidas en la oficina turística del puerto.

En este mismo sentido apuntan los datos de la caseta de cobro del Monte Santa Trega, por la que pasaron más de 35.173 personas, una cifra sensiblemente superior a la registrada durante el mes de julio del pasado año, cuando fueron 34.830 los visitantes que accedieron al monte.

Con todo, se confirma la inclinación hacia el incremento que ya se produjo el pasado año con respecto a 2015 y destaca, especialmente, el aumento de aquellas personas que realizan el viaje al Monte Santa Trega de forma particular, en detrimento de las visitas con viajes concertados. El estudio de estas cifras se complementa con la información facilitada por los establecimiento hoteleros, cuyos datos de ocupación confirman el incremento paulatino del interés turístico durante este último año.