Semana Familiar

Semana Familiar

1

Día 1

Nuestro itinerario familiar arranca con una visita al Monte Santa Trega, en el visitaremos el MASAT, incluido en la Red de Museos de A Guarda, así como los miradores de San Francisco y O Facho, la Ermita de Santa Trega el Vía Crucis y la Citania de Santa Trega, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la península ibérica. En nuestro descenso de vuelta al casco urbano y antes de comer, podemos hacer una parada en alguna de la Áreas Recreativas existentes, como el Área Recreativa de Chans, dedicada a la figura de Baltasar Merino, o el Área Recreativa de O Cancelón, donde podremos visitar brevemente el castro de A Forca, situado en sus proximidades. Tiempo para comer: disfruta de la gastronomía local Tras la comida, la familia se preparará para disfrutar de una tarde de sol en la Playa de O Muíño, este arenal ubica en la desembocadura del Río Miño, lugar de gran encanto rodeado de un pinar con senderos y paseos en el que, sin duda, pasaréis una agradable jornada. Tiempo para cenar: disfruta de la gastronomía local.
2

Día 2

Nuestro segundo día familiar en A Guarda comenzará con una visita al Castillo de Santa Cruz, este recinto fortificado se encuentra en el casco urbano de A Guarda y se accede a través de la Calle Puerto Rico. En su interior, rodeado de caminos y senderos, se encuentra el Centro de Interpretación de las Fortalezas Transfronterizas del Miño, incluido en la Red de Museos de A Guarda, es un espacio cuya visita recomendamos para conocer parte de la historia de A Guarda y de sus municipios vecinos. Desde aquí realizaremos un pequeño paseo por el casco urbano que nos llevará hasta la Alameda de A Guarda, donde podremos visitar también el Centro Cultural, donde probablemente se encuentre alguna de las exposiciones que allí se exhiben a lo largo del año. Tiempo para comer: disfruta de la gastronomía local Tras la comida nos desplazaremos hasta uno de los arenales de carácter marítimo más utilizado por las familias, se trata de la cala costera de Arena Grande, un lugar donde disfrutaremos de una tarde de sol y playa. Según avanza la tarde, la puesta de sol desde este lugar siempre es espectacular. Tiempo para cenar: disfruta de la gastronomía local.
3

Día 3

En nuestro tercer día en familia, disfrutaremos de otra jornada de playa con comida tipo picnic, para ello nos desplazaremos a la zona de A Pasaxe, donde encontraremos los arenales de O Codesal, A Armona, A Lamiña. Todas ellas están comunicadas por caminos y senderos, un agradable paseo nos ayudará a conocerlas, de vosotros dependerá en cuál quedaros para disfrutar de una mañana de sol y playa. En la zona se encuentran algunos merenderos de piedra en los que disfrutar de una agradable comida tipo picnic a orillas del Río Miño. Tras la comida nos desplazaremos al Puerto de A Guarda, aquí conoceremos el paseo marítimo, que nos llevará hasta el Museo del Mar, incluido en la Red de Museos de A Guarda, y cuya visita recomendamos para conocer la vinculación histórica entre A Guarda, el mar y la pesca. Desde aquí conoceremos algunos de los encantos de el puerto pesquero en un paseo que nos llevará por la fachada atlántica, con sus típicas casa de colores, los monumentos al Marinero Desaparecido y al Marinero y la Lonja en la que cada tarde se realiza la subasta de percebes y pescados. Tiempo para cenar: disfruta de la gastronomía local.
4

Día 4

En nuestro cuarto día en A Guarda os proponemos una ruta por la franja costera que nos llevará hasta la Playa de O Muíño, donde disfrutaremos de una jornada de playa con comida tipo picnic a orillas del Río Miño. En nuestro recorrido por la senda litoral conoceremos algunos de los atractivos de esta zona costera, como la Cetárea de A Grelo, O Seixal o las salinas. La playa de O Muíño ha sido reconocida varios años consecutivos como Bandera Azul es la playa más recomendable para disfrutar de un buen baño o un paseo en plena desembocadura del Río Miño. Tiempo para cenar: disfruta de la gastronomía local.
5

Día 5

Nuestro último día en A Guarda ha llegado, aprovecharemos nuestra mañana para realizar una pequeña ruta que tendrá inicio en la Iglesia Parroquial de Santa María, para continuar en dirección a la Plaza do Reló y Plaza de san Marcos para seguir por la Calle Ireira hasta la Plaza de Abastos del municipio, lugar en el que podrás encontrar los pescados, mariscos, carnes, frutas y hortalizas más frescos y de temporada. Tiempo para comer: disfruta de la gastronomía local Aprovecharemos esta jornada hacer compras en su casco urbano, donde encontrarás negocios de todo tipo, desde el más tradicional al más moderno. Si tienes la oportunidad, no te vayas de A Guarda sin degustar la Rosca de Yema Guardesa, un dulce típico que podrás encontrar en pastelerías y panaderías del municipio. Tiempo para cenar: disfruta de la gastronomía local.