Interes: Patrimonio

A Guarda cuenta con edificaciones de gran belleza arquitectónica y son el legado de la emigración guardesa a los países americanos. La Ruta de las Casas Indianas es un recorrido de carácter urbano que incorpora una selección de 12 edificaciones de extraordinaria belleza construidas a finales del s. XIX y mediados del XX.
Esta ruta de aproximadamente 40 minutos te permitirán además conocer buena parte del casco urbano.

La Plaza del Reló constituye una de las plazas más emblemáticas del municipio por albergar la sede del consistorio municipal, lugar en el que los vecinos realizan gestiones administrativas varias. Parcialmente peatonalizado se emplea a lo largo del año para numerosas actividades al aire libre como la Feria del Libro, conciertos de verano y también para actos públicos de diversa índole. La Torre del Reló, que da nombre a la plaza es de procedencia medieval y desde este lugar se puede visitar fácilmente un entramado de estrechas calles y escaleras que dan acceso a la Calle Malteses, y al puerto directamente desde la Calle Colón. Sin duda un paseo obligatorio para conocer la parte más antigua A Guarda.

El Centro Cultural de A Guarda, ubicado cerca de la Alameda y de la carretera de acceso al Monte Santa Trega, constituye un punto neurálgico para las actividades culturales del municipio. En su interior alberga varias salas de exposiciones, un salón de actos, así como la biblioteca municipal, el Aula Cemit y una pequeña capilla utilizada para bodas civiles. Esta bonita edificación, que data de 1921, pertenece a las singulares construcciones incluidas en la Ruta de las Casas Indianas.
En el exterior se encuentra un parque de biosaludables y una cancha de baloncesto rodeada de jardines en la que muchos jóvenes del municipio realizan deporte.

Se encuentra ubicado al comienzo de la Calle Malteses de A Guarda en un espacio ajardinado del puerto, enmarcado en uno de los lugares más emblemáticos del municipio. Obra de Magín Picallo muestra la pérdida de un ser querido en el mar. El paseo marítimo te ayudará a conocer el puerto, con las coloridas fachadas de colores de sus casas y disfrutar de la gastronomía local en los establecimientos de hostelería existentes en las proximidades.

Obra en piedra de José Antúñez Pousa que se encuentra en el puerto a escasos metros de la Lonja. El monumento representa a un marinero recogiendo sus redes en una gamela, la embarcación tradicional de A Guarda. En su base se muestra a las rederas, señoras que elaboran las redes. Desde aquí te recomendamos visitar otros puntos de interés del puerto como la lonja, el paseo marítimo o el Museo del Mar, así como disfrutar de la gastronomía local en los establecimientos de hostelería existentes en las proximidades.

La iglesia parroquial de A Guarda, originalmente románica, se encuentra en pleno centro del casco urbano. Si te gusta o apasiona el patrimonio religioso te recomendamos su visita. En su interior encontrarás un retablo de estilo borrominesco del siglo XVIII dedicado a la Asunción de la Virgen María, el Altar de las Ánimas con el Cristo Crucificado e imágenes del Cristo Yacente. La fachada principal es barroca con la torre lateral y la fachada sur de estilo renacentista. Desde aquí te invitamos a conocer otros puntos de interés y atractivos del casco urbano como la Plaza del Reló o la Ruta de las Casas Indianas.
Abierta a partir de las 10.00 hasta las 20.00h
Misas: (pediente)

A Guarda cuenta con un espacio natural para los amantes de la ornitología en el que podrás contemplar una amplia variedad de aves que habitan o visitan cada año el Estuario del Río Miño. Desde aquí podrás hacer fotografías u observarlas en su hábitat natural desde los dos observatorios existentes en la zona de las marismas Salcidos y en O Forno do Duque. En las proximidades se encuentra la Ruta de la Desembocadura PR-G 160 que te permitirá dar un agradable paseo a pie o también disfrutar de este idílico entorno en bicicleta. A lo largo del año la Asociación Naturalista del Baixo Miño (ANABAM) realiza censos de aves abiertos al público, en los que puedes inscribirte y participar de una experiencia única.

El Castillo de Santa Cruz es un recinto fortificado que se encuentra en pleno casco urbano de A Guarda y en el que te podrás transportar a la época de la Guerra de Independencia entre España y Portugal. Cuenta con dos accesos y en su interior podrás encontrar un Centro de Interpretación con paneles explicativos en los que aprenderás a conocer mejor todos los recintos fortificados existentes en el tramo final del Río Miño. Desde sus cuatro baluartes podrás sentirte un guerrero más y divisar desde las garitas si se acerca algún peligro. Los amantes de la botánica encontrarán en este espacio Camelias y otras plantas ornamentales.

La ruta “PR-G 122 Camiños do Trega” es una red de senderos homologados a través de los cuáles conocer más detenidamente el Monte Santa Trega. Te recomendamos disfrutar de estos senderos con rutas de aproximadamente una hora y media de dificultad media y con diferentes variantes que te descubrirán la parte más natural del Monte Sta. Trega. Una buena elección es el recorrido circular o Ruta de la Volta da Promonte partiendo desde la zona urbana con el sendero Atallo Vello.

Otra muestra de la religiosidad en el Monte de Santa Trega son los dos Vía Crucis, que parten a pocos metros de la antigua Casa Forestal hasta el entorno de la Capilla de Santa Trega. El Vía Crucis más ornamentado es una obra del escultor valenciano Vincent Mengual. A lo largo del camino empedrado se levantan las grandes cruces talladas en piedra con las diferentes imágenes en bronce. Un bonito paseo que no deberías perderte cuando visites el Monte de Sta. Trega y su entorno.

En el pico de san Francisco se sitúa la ermita de Santa Trega, lugar de culto y devoción donde se celebra cada 23 de septiembre una gran romería que atrae a centenares de fieles y devotos. En los alrededores de la Ermita se encuentran varios puntos de interés como el obelisco, os recomendamos dar un pequeño paseo por esta zona, que cuenta además con unas bonitas vistas del Río Miño, Portugal y el Océano Atlántico.

Horario: De semana santa a puente de la Constitución: 11.00 a 13.00 – 14.00 a 19.00

El Museo Arqueológico de Sta. Trega (MASAT) se encuentra en lo alto del Monte de Sta. Trega, en el Pico de San Francisco. En el encontrarás una amplia variedad de objetos hallados en las diferentes excavaciones realizadas en la Citania de Sta. Trega. Destacan los objetos cerámicos, labras y esvásticas, así como el hallazgo más emblemático de las últimas excavaciones realizadas, el “Cabezón do Trega”. Paneles informativos y vitrinas con objetos te descubrirán un poco más cómo era la vida de nuestros ancestros.

PRECIO – HORARIOS LINK: http://www.turismoaguarda.es/monte-santa-trega/#masat

En el Monte de Santa Trega se localiza la Citania de Sta. Trega, lugar de obligada visita en A Guarda. Es uno de los lugares más visitados de toda Galicia ya que la citania es la muestra más importante de la cultura Castreña. Este yacimiento arqueológico de 20 hectáreas de superficie permite contemplar una parte de los restos excavados, destacan sus estrechas callejuelas y la reconstrucción de dos viviendas típicas de aquel entonces. Podrás pasear por este idílico entorno y hacer fotografías de esta joya patrimonial, además de disfrutar de unas preciosas panorámicas del Río Miño.