Icono: Accesibilidad

Ubicado en la subida al Monte Santa Trega, el Área recreativa do Cancelón es un espacio de esparcimiento al aire libre con mesas de piedra en las que comer o realizar un picnic rodeados de naturaleza. Desde aquí podrás empezar la subida al Monte de Santa Trega por caminos forestales o también disfrutar de una agradable ruta por la PR-G 122 Camiños do Trega.

El Área recreativa de O Puntal se encuentra ubicada en el punto más al suroeste de A Guarda y también de Galicia, en plena desembocadura del Río Miño. Desde aquí se puede observar la isla de A Insua y también puedes descubrir asombrosos atardeceres y puestas de sol. El espacio cuenta con merenderos en los que realizar un picnic y está enmarcado por un pinar. Por este espacio transcurre la PR-G 160 Ruta de la Desembocadura y el sendero azul. Hacia el norte continúa la senda litoral hasta el puerto enlazando con la Ruta de las Cetáreas.

Forma parte de la Red de Museos de A Guarda y se ubica en el interior del Castillo de Santa Cruz(BIC) en pleno casco urbano. Este edificio ofrece información de la historia de la comarca y sobre todo de la historia de la Guerra de la Independencia de Portugal del s. XVI. Paneles explicativos te ayudarán a conocer otros recintos y edificaciones fortificados existentes en el tramo final del Río Miño. Si visitas este espacio, te recomendamos un paseo por el interior del Castillo de Santa Cruz, donde podrás disfrutar además de preciosas vistas del A Guarda y de la zona costera, con atardeceres de encanto.

El Sendero azul es una ruta que comunica las playas de Arena Grande, Fedorento, O Carreiro y O Muíño. Transcurre por buena parte de la franja costera del municipio en un trazado de dificultad baja de unos 5 km de longitud. A lo largo de su recorrido podrás conocer además las Cetáreas existentes en la zona y parte de su trazado coincide también con la Senda Litoral y la PR-G 160 Ruta de la Desembocadura.

La Alameda de A Guarda es un punto céntrico de reunión y esparcimiento familiar con un pequeño parque infantil. Dada su ubicación se emplea para la realización de numerosos eventos a lo largo del año, es posible que durante tu visita puedas disfrutar de alguno de ellos. Si la visitas, te recomendamos que te acerques también al Centro Cultural, situado a escasos metros.

A Guarda cuenta con edificaciones de gran belleza arquitectónica y son el legado de la emigración guardesa a los países americanos. La Ruta de las Casas Indianas es un recorrido de carácter urbano que incorpora una selección de 12 edificaciones de extraordinaria belleza construidas a finales del s. XIX y mediados del XX.
Esta ruta de aproximadamente 40 minutos te permitirán además conocer buena parte del casco urbano.

La Senda Litoral, con una longitud de 3.6 km te permitirá conocer la zona costera sur de A Guarda, desde el puerto hasta la desembocadura del río Miño. En bicicleta, en patines o a pie, constituye un excepcional paseo muy frecuentado en el que poder desconectar con preciosas vistas al mar y al monte Santa Trega.
Un paseo que podrás emplear para llegar desde el puerto hasta la Playa de O Muíño, ya que forma parte también del Sendero Azul que comunica además, en sentido norte, con las Playas de Fedorento y Arena Grande.

La Plaza del Reló constituye una de las plazas más emblemáticas del municipio por albergar la sede del consistorio municipal, lugar en el que los vecinos realizan gestiones administrativas varias. Parcialmente peatonalizado se emplea a lo largo del año para numerosas actividades al aire libre como la Feria del Libro, conciertos de verano y también para actos públicos de diversa índole. La Torre del Reló, que da nombre a la plaza es de procedencia medieval y desde este lugar se puede visitar fácilmente un entramado de estrechas calles y escaleras que dan acceso a la Calle Malteses, y al puerto directamente desde la Calle Colón. Sin duda un paseo obligatorio para conocer la parte más antigua A Guarda.

La Plaza de Abastos de A Guarda es un mercado local de pescados, mariscos, carnes y verduras en el que encontrarás los productos más frescos, que atraen a cientos de visitantes. En pleno casco urbano, podrás visitarla en horario de mañana de lunes a sábado. Aquí encontrarás pescados como lenguados, rodaballos, fanecas, congrios o rapes, también una amplia variedad de mariscos como percebes, langostas, centollas o nécoras. Las carnes también ocupan un lugar destacado, pudiendo adquirir las carnes más preciadas de Ternera Gallega, o comprar los productos más frescos de la huerta, con multitud de frutas y hortalizas de temporada.

A Guarda cuenta con una amplia tradición marinera, desde sus inicios, sus habitantes estuvieron muy vinculados a la actividad pesquera. El Puerto de A Guarda cuenta con amplios paseos, así como un recinto específicamente dedicado a las gentes del mar. En la zona portuaria se encuentra la Lonja, te animamos a que visites la subasta de percebes y de pescados a partir de las 16:30h de la tarde, una actividad que te ayudará conocer la tradición pesquera y cómo es su característico funcionamiento. Para solicitar un permiso es preciso contactar en el tel. 986 61 03 07 o en cofradia@cofradiaguarda.org Te recomendamos un agradable paseo a pié o una pequeña ruta en bicicleta por el Paseo Marítimo y la Senda litoral, donde disfrutarás de la fachada atlántica de A Guarda.

Se encuentra ubicado al comienzo de la Calle Malteses de A Guarda en un espacio ajardinado del puerto, enmarcado en uno de los lugares más emblemáticos del municipio. Obra de Magín Picallo muestra la pérdida de un ser querido en el mar. El paseo marítimo te ayudará a conocer el puerto, con las coloridas fachadas de colores de sus casas y disfrutar de la gastronomía local en los establecimientos de hostelería existentes en las proximidades.

Obra en piedra de José Antúñez Pousa que se encuentra en el puerto a escasos metros de la Lonja. El monumento representa a un marinero recogiendo sus redes en una gamela, la embarcación tradicional de A Guarda. En su base se muestra a las rederas, señoras que elaboran las redes. Desde aquí te recomendamos visitar otros puntos de interés del puerto como la lonja, el paseo marítimo o el Museo del Mar, así como disfrutar de la gastronomía local en los establecimientos de hostelería existentes en las proximidades.

En la zona portuaria del norte se localiza el Museo del Mar que forma parte de la Red de Museos. La Atalaya reconstruida alberga este Museo del Mar que permite conocer la tradición pesquera de bajura. Aparejos de pesca y paneles explicativos con fotografías trasladan al visitante al pasado reciente de A Guarda, siempre vinculada al mundo del mar y de la pesca. Aprovecha la visita a este espacio para conocer la zona portuaria, con las coloridas fachadas de colores de sus casas, el paseo marítimo y Ruta de las cetáreas. ¡No te olvides tu cámara de fotos!
TARIFAS Y HORARIOS: LINK A: http://www.turismoaguarda.es/museo-del-mar/

A Guarda por su tradición marinera ofrece una gastronomía muy reconocida. Contamos con un gran número de establecimientos de hostelería en los que podrás disfrutar de excelentes platos marineros como el pulpo, percebes, entre otros. También destacan los diferentes arroces de mariscos, carnes de Galicia, así como vinos de la D.O. Rías Baixas, que te ayudarán maridar estos extraordinarios manjares. También A Guarda se caracteriza por sus postres, confiterías y panaderías ofrecen la tradicional Rosca de Yema, te aconsejamos probarla. A Guarda cuenta con más de medio centenar de establecimientos de hostelería repartidos por toda su geografía, tómate tu tiempo y relájate probando lo que cada uno de ellos tiene para ofrecerte, de seguro será una grata experiencia.

A Guarda cuenta con una gran tradición comercial, lo que te permitirá conocer una amplia variedad de productos típicos de todo tipo, así como empresas modernas con una gran oferta productos y servicios. Nada mejor para conocerlas que tomarse un tiempo para pasear y hacer compras en su casco urbano, donde se concentran la mayoría de establecimientos comerciales. Souvenirs, ropa, complementos, alimentación… el comercio de A Guarda te recibirá con las manos abiertas y con un trato personalizado. No te olvides de visitar la Plaza de Abastos de la localidad, con los mejores productos frescos, así como las panaderías y reposterías locales, en las que encontrarás la afamada y exquisita Rosca de Yema de A Guarda. El casco urbano de A Guarda se visita con facilidad, esperamos que las compras que realices sean de tu agrado.

El Castillo de Santa Cruz es un recinto fortificado que se encuentra en pleno casco urbano de A Guarda y en el que te podrás transportar a la época de la Guerra de Independencia entre España y Portugal. Cuenta con dos accesos y en su interior podrás encontrar un Centro de Interpretación con paneles explicativos en los que aprenderás a conocer mejor todos los recintos fortificados existentes en el tramo final del Río Miño. Desde sus cuatro baluartes podrás sentirte un guerrero más y divisar desde las garitas si se acerca algún peligro. Los amantes de la botánica encontrarán en este espacio Camelias y otras plantas ornamentales.

El Área recreativa de As Loucenzas se encuentra en la entrada norte de A Guarda por la carretera PO-552, desde este espacio se pueden observar unas preciosas vistas de la costa de A Guarda, su puerto pesquero y el Monte de Sta. Trega. Este espacio cuenta con merendero en los que se puede pasar un rato agradable, comer o hacer un picnic. Este lugar es utilizado casi todos los fines de semana por los amantes al parapente para la práctica de este deporte. También desde aquí podrás iniciar una ruta ciclista con un carril acondicionado en sentido norte que te llevará por los municipios de O Rosal, Oia y Baiona.

Reconocida varios años consecutivos como Bandera Azul es la playa más recomendable para disfrutar de un buen baño o un paseo en plena desembocadura del Río Miño. También es una de las playas más fotografiadas, en la que podrás disfrutar también de bonitos atardeceres La Ruta de la Desembocadura PR-G 160 te permitirá disfrutar del pinar existente en su entorno, lugar también utilizado para la práctica de ciclismo BTT. En las proximidades también se encuentran varios establecimientos en los que disfrutar de la gastronomía local.